Páginas vistas en total

jueves, 8 de septiembre de 2011

Salvemos a la tele

No me gustan los documentales de La 2. Lo reconozco, lo de ver a los animales en la naturaleza tiene su gracia, pero estar durante varios minutos observando cómo una leona trata de cazar con una voz monótona relatando la gran hazaña me parece un aburrimiento. Pero con esto no quiero decir que la televisión no pueda ser educativa a la par que entretenida. De hecho, abogo porque así sea y considero que en los últimos años el contenido de la pequeña pantalla ha evolucionado dando un paso adelante en esa dirección. No sé si será por mi edad, por mis aficiones o porque realmente estamos viviendo una verdadera revolución, pero creo que al menos podemos apreciar un cambio.
Si bien es cierto que los programas de prensa rosa o amarillista están a la orden del día, que los informativos son cada vez menos objetivos y más sensacionalistas y que las audiencias se vuelven locas por la telebasura, veo motivos para el optimismo. Un ejemplo de ello son los realities. Gran Hermano cada vez tiene menos audiencia y la última edición de Operación Triunfo fracasó estrepitosamente. Fue una moda, los más fatalistas auguraban un futuro carente de privacidad y han tenido que reconocer que era una moda pasajera. Nos gustaron los realities porque sabíamos que era ficción y jugábamos a creérnoslo. Pero también nos cansamos.

Hoy día, el boom en la “tele” son los documentales. Y no los de animales de La 2 que decía al principio sino programas como “Españoles por el Mundo” (TVE), “¿Quién vive ahí?” (La Sexta) o “Callejeros” (Cuatro), que incluso rondan más el género de reportajes. Y el cambio es para bien. Vale que también serán una moda pasajera, pero las modas también reflejan al público que las sigue y yo no creo que sea lo mismo que nuestra televisión emita “Supervivientes” (Tele5) a que se programe “Super Nanny” (Actualmente Divinity), pues, aunque ambos pueden calificarse como realities, las distancias son abismales.

Con este post quería hacer una defensa a la televisión, que siempre es tan duramente criticada. A veces no nos damos cuenta de que, aunque haya que escarbar, tenemos algo potencialmente bueno entre manos. Las series son cada vez de mayor calidad, incluso en España poco a poco vamos evolucionando y aprendiendo. Cada vez hay más canales, yo hago un llamamiento para que no se hagan reproches indiscriminados a la pequeña pantalla, pues, como todos sabemos, la tecnología no tiene culpa de nada, sólo el uso que le demos. Ellos y nosotros.

6 comentarios:

  1. Buena reflexión. Lo importante es que en la televisión haya diversidad, para todos los gustos.
    Saludos Mayte

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida Mayte, Parecería que el tema de tu entrada viene condicionado por un tiempo vacacional en el que has podido comprobar la bondad del medio. ;)
    Soy de las personas que nunca he criticado la televisión ni, en general, cualquier herramienta, aunque pienso que no hay nada absolutamente inocente la realidad es que la zafiedad pertenece generalmente al espectador que la consume.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Mayte, yo esta discusión de la TV la he tenido muchas veces. Los politicamente correctos siempre dicen: "Yo no veo GH, ni La Noria ni cosas de esas" pero ahí están, con su público. Yo creo que la televisión es un instrumento para divertirse, si te gusta, la ves, sino cambias. Así hago yo, sin pensar que esto es bueno o malo. Me quedo más con que me gusta o me gusta.
    Un buen artículo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida a la rutina. Ya tenia ganas yo de leerte. :))

    ResponderEliminar
  5. Hola, llegué hasta aquí a través de un blog amigo, me pareció muy bueno tu espacio, voy a quedarme por aquí como seguidor, si me permites.
    Si tienes ganas (no lo tomes como un compromiso), te invito a pasar por el mío.
    Un saludo desde Argentina.
    HUMBERTO DID--Este comentario lo he visto copiado y pegado tal cual y textual en muchos blog por parte de este buen amigo, y sin dejar comentarios sobre textos u obras, sin hacer análisis y realmente ante esta situación solo estoy preguntando si eso es ético o normal, ya que veo que se crea un vacío, no digno de aceptar en aquel que ame su sitio, creo que hay un uso de la persona, comencé a ver esta falta de lealtad aquí ya que me llamó la atención que este señor, sigue cientos de blog, dejando el mismo comentario ya que lo pega en todos, cada uno verá cuanto exige al lugar que pone tiempo y cariño para su creación, así todos seguiríamos miles de blog, y los miles que el sigue los tiene ocultos, para ocultar su estrategia poco ética, todos comentaríamos en mil blog, sin leer el post y pegando el comentario que os han dejado, es una pena, ya que los post de este señor, son algo interesantes. Si protestamos por todo, es asunto este que deberemos analizar, todos aquellos que hemos caído en lo que creo en una acción desleal, que la permite este medio, esto en resumen significa que le interesa dos cominos al blog que arriba, ya que busca seguidores, y no vuelve a dejar un comentario, sino el copiado que os dejó a todos, y por primera y única vez, ya que tira el anzuelo, o se hace seguidor sin dejar comentario, total sigue miles y los oculta para su propósito, donde se evidencia su deslealtad. Mi nombre será a partir de ahora ENFOQUE. Saludos PD. Solo haga clic en un blog que lo sigue a él, y busque su comentario, todos son iguales al que le dejó a usted, los pega.. Así que cuando dice: me pareció muy bueno tu espacio” mi amigo, ni leyó su post o entrada, texto etc Muchos usarán esta modalidad, pero es bueno ir sabiendo donde hay algunos baches. A que no vino nunca más a ver cómo van tus entradas? Llevo registrados más de 100 blog con el mismo comentario, pensará que somos estatuas de una misma horma. El hombre quiere pescar lectores, esa es la mentalidad de hoy lee lo mío, lo tuyo me importa dos rábanos, esto no es difamar, ya que es verdad y cualquiera lo puede comprobar, yo me he tomado esta molestia, ya que aprecio a los que abren un sitio, pero detesto a los que utilizan a las buenas personas. Ok. Cada uno sabrá en el mundo que echa su preciado tiempo. Queda claro lo que hace este señor con su blog y su buena persona. Es obvio que no vino más por su sitio, no le interesa en absoluto, ahora sabemos su juego. Lo haremos trabajar como todos somos recíprocos y algo solidarios, y entienda algo dónde tiene su propia dignidad, de seguro ustedes no quieren que a vuestro blog, lleguen de la forma que lo aplica don Humbertito.

    ResponderEliminar