Páginas vistas en total

viernes, 29 de julio de 2011

Adios, Zapatero. Hola, ¿?

No ha sido una gran sorpresa en realidad, pero sí al menos nos ha hecho mirar el telediario de hoy o leer el periódico digital con un poco más de atención. Lejos quedaron los "Moody´s amenaza con..." o "La bolsa ha bajado durante toda la mañana...". Porque a estas frases ya nos hemos acostumbrado y casi las ignoramos por completo. Pero no, esta mañana nos hemos encontrado con grandes titulares y amplios tiempos dedicados a algo que realmente nos afecta a todos, aunque sólo sea por el hecho de que deberíamos ir a votar. 20N es la fecha elegida para las elecciones generales del país en lugar de celebrarse en marzo como estaba previsto. Y dejando de lado el simbolismo que tiene ese día y que a mi parecer es una mezcla de casualidades y si acaso una estrategia publicitaria, es importante plantearse que adelantar unas elecciones es algo que deberíamos considerar alarmante. Porque más allá de la incertidumbre que crea pensar que será el PP el que gobierne el año que viene, que ya es algo a considerar, saber que incluso el Presidente de tu país se rinde ante la crisis y poco menos que cede el poder a la oposición, eso sí que es como para preocuparse.

Ante eso, no deberíamos estar discutiendo si la decisión de Zapatero, tomada por la presión de su partido claramente, será positiva para el PSOE y su campaña o si por el contrario habría favorecido dar un poco más de tiempo hasta marzo y ver si las cosas mejoraban un poco y aumentaba así su credibilidad. Tampoco deberíamos preocuparnos por las reacciones de Rajoy al anuncio y cómo trata de ganarse los votos diciendo que gobernará desde el centro.Tenemos entre manos un problema mucho más serio que la eterna batalla PP-PSOE y lo peor es que parece que, de momento, no nos estamos dando cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario